miércoles, 30 de mayo de 2007

"Poder decir adiós...es crecer" (G. Cerati)


Bien, ya estoy de vuelta después de mi viaje. Antes de partir los días se pasaban muy rápidos, el trabajo me absorbía y dejé de lado mis pequeños regalos diarios, como el yoga, la lectura, etc.

Mi profe de cuentos me dijo que disfrutara el viaje y que el viajero llegaba cambiado. Y así fue. Si bien es cierto sólo fueron tres semanas, me sirvieron lo suficiente para volver a respirar tranquilamente, tomar un libro o simplemente sentarme en una piazza a ver la gente pasar. Volví más tranquila, disfrutando nuevamente de lo que cada día me regala. He cerrado puertas que habían estado abiertas más del tiempo que debieron...

La partida fue difícil, pero el aterrizaje fue sobre nubes. La vida sigue, pero ya no tengo que correr detrás de ella, puedo caminar con ella, o sentarme y verla pasar...y mientras planear mi próximo viaje para lo antes posible...

1 comentario:

Lurrena dijo...

veo que cambiaste la direccion de tu blog, y nuevamente cambió la inspiración parece...