jueves, 9 de julio de 2009

A los candidatos

Ayer de regreso a casa, escuché en la radio una publicidad para un político que va por la alianza. Estaba hecha por Sebatián Piñera. Debo aclarar en este punto que no me importa de qué lado sea el político, todos los lados me dan los mismo, no le creo a ninguno, lamento que la política cómo fue desarrollada por los griegos, haya llegado a la basura que hoy es.
Aclarado esto continúo. La frase que me llamó la atención fue cuando el señor Piñera decía, "Conozco a XXXXX, es un bueno hombre, etc, etc, padre de familia, CASADO...". La verdad es que le tiraba mil flores y alabanzas, pero me llamó la atención que en su tono de voz recalcara el "CASADO".
Perdón, pero desde cuándo el hecho de ser CASADO, es un plus o una garantía de honestidad, transparencia y decencia?. Se me viene a la mente, el caso de un político chileno que murió en un Hotel de Reñaca y estaba con una mujer que no era su señora. Salió poco en los noticieros ya que cubrieron la noticia lo justo y suficiente y no se supo más. No lo juzgo, pero no nos hagamos los inocentes, es ser casado no es garantía de nada y lo digo por experiencia. Mi padre (casado obviamente) fue un patán toda su vida, y no se le pasó por estar CASADO.
Debo decirles a los señores de la alianza, que para que sus candidatos a honorables tengan mi voto, primero deben demostrar qué curriculum de ayuda social tiene el susodicho, porque, que tenga hijos, sea casado e ingeniero comercial me importa un reverendo carajo. Me interesa, qué ha hecho ese individuo para merecer el sueldo, y la posición social de un honorable. Nada más. Y porfavor, creo que no está de más decirlo. Señores políticos, déjen de pensar que los votantes somos ESTÚPIDOS!.

3 comentarios:

Viajera dijo...

Uffff eso de remarcar CASADO como si fuera garantia de calidad moral de alguien me parece una propaganda arribista y muy mediocre.
Que pobreza de contenidos de nuestros politicos. Tan poca inteligencia y tanta ineficiencia.

maldonado dijo...

Doña Pililú:

No la voy a sacar de su certeza, porque lo más probable es que tenga razón. Sin embargo, creo que, a veces, es necesario meter la pata para saber cuán profundo es el hoyo. Recalco lo de "a veces" para que no crea que soy un comparsa de los que buscan articular algún apocalipsis. Así las cosas, y basándome sólo en el instinto, me parece que no sería mala idea apretar lo dientes, sostener la respiración y votar por el millonario de LanChile, y acto seguido, en la lista parlamentaria, por los aspirantes a millonarios de la Concertación. Pienso en esta estrategia sin ánimo de convencerla. Sólo espero que la recuerde cuando a su alrededor vengan los defensores de uno u otro bando, con sus tradicionales argumentos ideológicos que apelan a la historia, a la personalidad, etc. etc. Más interés provocan los que afirman que no votan o que van a votar nulo o blanco; pero mi instinto nuevamente me dice que eso sólo va en beneficio de los candidatos presidenciales de la Concertación: Frei, en primer lugar; MEO, Navarro, Arrate, Zaldívar. Ya, mejor lo dejo hasta aquí, porque sé que la estoy aburriendo.

En cuanto a lo de casado o no casado, total y absolutamente de acuerdo. Los "casados" son lo peor, no así las "casadas", sobre todo, las que aún saben mantener su soltería.

Pililú dijo...

Don Maldo:
La verdad es que no me aburrí con su comentario. A pesar de ser una desilucionada de la política chilena, creo definitivamente en la renovación, y es por eso que creo que el tiempo de la concertación acabó en la era Lagos. No soy seguidora del señor Piñera ni mucho menos pero es la única alternativa a un nuevo gobierno concertacionista y estoy dispuesta a darle a la alianza la oportunidad de demostrar con hechos lo que han sido palabaras al aire por muco tiempo.
Mis saludos Maldo y gracias por pasar por este rincón...