miércoles, 27 de octubre de 2010

Para Roberto y Mariella

Estas dos últimas semanas conocí a dos personas maravillosas, un matrimonio que perdió a uno de sus hijos en un fatal accidente. Su fuerza, su amor, su paz me sorprendieron y emocionaron profundamente. Hoy que ya estoy lejos de ello, los recuerdo con mucho cariño y les regalo ésta canción.

2 comentarios:

escuchando palabras dijo...

Esta bueno recordar con tanta ternura, besos

Pililú dijo...

Gracias por venir. Un abrazo.