lunes, 4 de junio de 2007

La Junta de la tarde


Este es el monumento a Leonardo Da Vinci, en la Piazza Della Scala.
En este lugar tuve la suerte de sentarme a descansar, y lo entretenido fue que cerca de las 4 de la tarde llegó un grupo de Milaneses jubilados, todos con sus ternos impecables y sus zapatos bien lustrados, el Corriere della Sera bajo el brazo y la pasión con la que discutían sobre los acontecimientos del día. Fue realmente muy entretenido verlos gesticular acaloradamente, cada uno tratando de convencer al otro con sus argumentos.
Nunca entendí muy bien qué era lo que discutían, pero me imaginaba que era de política por la pasión de cada discurso.

1 comentario:

Lurrena dijo...

Los jubilados bien vestidos y activos intelectualmente es el tipo de ejemplos que me impresionan cuando viajo a un pais desarrollado.
Que lejos estamos acá de algo asi!