jueves, 20 de noviembre de 2008

Luismi y yo

Esta semana he estado feliz y nerviosa. Mañana iré al concierto de Luismi y estoy muy ansiosa.
Es la primera vez que puedo estar sentada tan adelante (no diré exactamente pero es muyyy adelante) y el hecho de verlo de cerca me tiene como quinceañera.
Luismi para mí es ese placer culpable que todos tenemos. Cuando era niña me daba lo mismo gritar en mi casa cuando lo veía por la TV. Ahora lo escucho en el auto, sola en casa o con la diva que es con quien iré nuevamente a este concierto. No es fácil demostrar así tan a la ligera mi amor por Luismi. Un ex me decía "yaaaaa, pareces loca", cuando lo único que yo hacía era entusiasmada contarle de que mi Luismi había sacado un nuevo cedé. Me miraba con cara de lástima y yo me sentía pésimo. Pero bueno, finalmente opté por no contar mucho de mi cariño eterno por el charro (como le dice mi actual pareja), y simplemente hoy es mi placer culpable. Veremos cómo nos va mañana con la diva, espero no tener inconvenientes y disfrutar de su maravillosa presencia.


1 comentario:

Aretha dijo...

Luis Miguel, jaja, me gustaba cuando era chica y vi su pelicula Fiebre de AMor, que tiempos...
Todavía no recuerdo el rol de la Caron en Chocolat tampoco