jueves, 26 de julio de 2007

Las dos caras de la moneda

Manejando en la mañana hacia mi trabajo, me puse a pensar que en la vida nos toca estar en diferentes bandos. Ella es más sabia que nosotros e intencionalmente nos hace probar de dos sabores. Traje a mi cabeza todo esto mientras escuchaba "Playing the angel" de Depeche Mode y esperaba paciente que el banderillero diera el paso en un sector que están remodelando.
¿A dónde voy con todo esto?. Me ha tocado ser la ex que recupera a su pareja y al mismo tiempo destruye el corazón de otra que se estaba ilusionando con una nueva relación, y he sido la otra que se estaba ilusionando con una nueva relación y aparece una ex que se lo lleva sin mayor trámite. Quizás a muchos les ha pasado pero no se han detenido a analizarlo, aunque ningún análisis sirve para que duela menos el que te quiten a alguien. Y no hay nada más sabroso que recuperar de las garras de otra a alguien que amas y darte cuenta de que tienes ese "podercillo" sobre otra persona. Todo esto es una oscura mezcla de amor, orgullo, rabia, poder y resignación. ¿Karma?, no lo creo, no creo que nada en las relaciones se haga con mala intención, simplemente por buscar el bien personal vamos dañando a otros. Bien, ahora después de este análisis, estoy en la etapa de resignación. Aquí suena la campanita para dar vuelta la página...

1 comentario:

Lurrena dijo...

Interesante tu reflexion, me siento super identificada excepto que creo que cuando "rescatas de las garras de otra" no es a alguien que amas de verdad.
Creo que es mas bien una demostracion de poder, de orgullo, que se yo.

La que sufre es la que estaba ilusionándose. Y la otra después se aburre y se arrepiente de haber recuperado al sujeto en cuestión.

Tu sabes que una se aburre despues y termina dejando al ex recuperado...
Mi conclusión es que la vida no es justa con nadie, y cuando sientes que te duele hay que dejarlo atrás y empezar a mirar a tu alrededor con optimismo.
La vida siempre continua.